×
Volver atrás

Login

Foam Roller

03/01/2018 17:46
VOLVER AL BLOG

Hoy os queremos presentar el foam-rolling o auto liberador miofascial, pero antes de explicaros las virtudes de este artilugio, es importante conocer que es la fascia, los puntos gatillo musculares  y sus implicaciones dentro del organismo.

La fascia es el órgano que tabica el cuerpo y lo divide en sus diferentes espacios, dentro de los cuales están contenidos órganos y músculos.

Los puntos gatillo son zonas hiperirritantes en la musculatura que provocan un dolor referido en otra zona del cuerpo, estos se activan por diferentes motivos, pero normalmente viene dado por malas posturas continuadas, sobreentrenamiento o unos autocuidados deficientes.

La referencia a auto viene dada en que somos nosotros mismo quienes nos “tratamos”, no es un sistema para sustituir tus visitas al fisioterapeuta, sino para afinar tu autocuidado.

Trabajando con el foam-rolling o con pelotas lo que conseguimos es desactivar los puntos gatillo, además de disminuir la tensión fascial y el tono muscular.

La intensidad del trabajo con estos elementos viene marcada por el % del peso que dejemos caer sobre el foam-rolling o sobre la pelota en cuestión. Como toda técnica de autocuidado no por doler más se consiguen mejores resultados.

Existen diferentes tipos de rodillos, sin dibujo, dentados, de diferentes longitudes y grosores. Lo mismo ocurre con las pelotas, dependiendo del uso que le queramos darle y el segmento corporal a trabajar elegiremos uno u otro.

Desde luego una pelota dentada para liberar la fascia plantar es necesaria para poder ejercer la presión sobre esa zona, pero por ejemplo será muy dolorosa en caso de querer liberar la parte externa del omóplato.

El día 8 de junio del 2018 realizaremos un taller, dirigida por Oscar Parga,  para aprender a utilizar correctamente la técnica del foam-rolling.

VOLVER AL BLOG