×
Volver atrás

Login

ONDAS DE CHOQUE

 

¿Qué son las ondas de choque?

El tratamiento con Ondas de Choque son una terapia extracorporal que consiste en aplicar ultrasonidos de alta frecuencia en las lesiones mediante impactos electromecánicos o electrohidráulicos de alta energía provocando efectos mecánicos y biológicos. Gracias a esta terapia podemos reducir el dolor provocado por diversas lesiones y patologías. Aunque en la primera aplicación se puede apreciar un efecto analgésico, no es hasta la tercera sesión cuando puede aparecer una considerable mejoría de la lesión y gran reducción del dolor.


Sus efectos se transmiten por el agua del cabezal y a través del gel a la piel del paciente. Estos efectos de forma general son analgésicos a baja energía, metabólicos a mediana energía y de cavitación a alta energía, y se utilizan unas u otras dependiendo de la patología a tratar.

 

¿Para qué sirven?

La característica común de los tratamientos con Ondas de Choque se centran en aquellas lesiones que precisan una REGENERACIÓN de los tejidos, sobre todo en aquellas que cursan con disminución o alteración de la vascularización, en las que cursan con aumento de la nocicepción, y también en las que cursan con formación de depósitos de sales o cristales minerales en sus tejidos.

La Teoría de la Mecanotransducción trata de explicar y probar a nivel celular la interrelación entre los dos tipos de efectos, mecánicos y biológicos con resultados muy satisfactorios.

¿Cómo funcionan las ondas de choque?

Las ondas de choque en fisioterapia están basadas en los sistemas de litotricia y se trata de una terapia de aparición reciente. Se aplican de 1 a 4 ondas por segundo en un líquido que las transmite en una sola dirección a través de un cabezal que no deja que se dispersen en todas las direcciones y al mismo tiempo las focaliza en la salida.

Al igual que en los equipos de ultrasonidos, se interpone entre el cabezal aplicador y la piel de la zona afecta un gel que favorece la conducción de la onda. Los tejidos orgánicos se verán así sometidos a una onda intensa y deformante, que avanzará hasta ser amortiguada. La profundidad a la que llega la onda será de hasta 12 centímetros (en los equipos focales) y de 3 a 5 centímetros (en los equipos radiales).

Las ondas de choque cuando no se utilizan para analgesia producirán daños celulares y tisulares llegando a producir hasta la rotura de los tejidos. Esto provocará una respuesta inflamatoria que posteriormente producirá la reparación y reconstrucción de los tejidos dañados. Las sesiones se espaciarán para que la respuesta reparadora tenga su tiempo para hacer efecto.

¿Qué tipos de equipos de ondas de choque se usan en fisioterapia?

Focales: llegan a más profundidad y producen más dolor, puede aplicarse anestesia para aliviar este dolor.

Radiales: alcanzan menos profundidad pero producen menos molestias.

¿Es efectivo el tratamiento de ondas de choque?

La terapia de ondas de choque es efectiva en el 90% de los casos siempre que se aplique de forma correcta y en una patología que sea para tratar con esta terapia.

 

 

INDICACIONES MÁS RELEVANTES DE LAS ONDAS DE CHOQUE:

Litiasis

Calcificaciones

Tendinopatías Degenerativas

Tendinosis

Fasciosis

Entensopatías

Espolónes

Tenovaginosis crónicas : Enf. de De Quervain.

Pseudoartrosis 

Fracturas de estrés.

Osteonecrosis:

Osteocondritis disecante

Heridas cutáneas

Ulceras cutáneas

Quemaduras cutáneas

Neuromiopatías: Espasticidad

Miopatías

Necrosis avasculares

Quistes óseos

Fascitis

Tendinitis

Pubalgias

Bursitis

Retraso en consolidación de fractura

Esguinces

Distensiones musculares

Artrosis

Dolor neuropático

CONTRAINDICACIONES:

Embarazadas

Marcapasos

Artritis reumatoides

Alteraciones de la coagulación

Tumores sistémicos

Infiltraciones recientes con corticoides

Infecciones

 

¿Cuándo se nota la mejoría post tratamiento?

Existe un periodo inicial en el que se nota el efecto analgésico de las mismas, luego un período de una semana en que incluso puede volver el dolor y luego progresiva mejoría hasta la 3ª-4ª semana.

Suelen necesitarse un promedio de 3 sesiones para obtener la máxima mejoría o que desaparezca el dolor, pero si después de la tercera sesión no existe ninguna mejoría se considera que las ondas de choque no serán efectivas para esta patología.

Habitualmente el dolor desaparece progresivamente dependiendo de la antigüedad de la lesión.

¿Qué precauciones se deben de tomar después de la sesión de Ondas de Choque?

Debe colocarse una bolsa de hielo en las primeras horas para evitar pequeños hematomas, tomar un analgésico si existe mucho dolor y reposo relativo de la zona tratada.

Se efectuarán con intervalos de 1 a 3 semanas y el máximo resultado ocurre entre la 3ª y 4ª semana de terminar el tratamiento con las Ondas de Choque.

 

¿Qué ventajas tiene respecto a otros tratamientos?

No invasivo, sin medicación, rápido, no doloroso y sin efectos secundarios.