×
Volver atrás

Login

TÉCNICA DE CARRERA

¿Qué es la técnica de carrera?

Lo primero que debemos de tener claro es que es la carrera, la cual se se define como una sucesión de saltos; a diferencia de la marcha en la cual siempre hay un apoyo en el suelo, existe una fase en la que el cuerpo está totalmente suspendido en el aire sin contacto con el suelo.

La técnica de carrera representa una manera correcta de realizar el gesto de correr. Por técnica entendemos que es el modelo más eficaz y económico de realizar dicho gesto. No sólo representa el modelo a seguir para correr mejor, sino el conjunto de actividades que nos permiten conseguir ese fin y es fundamental para conseguir un desplazamiento más rápido, con menor esfuerzo y evitando lesiones.

Es evidente que para el deportista de competición, el trabajo de la técnica es esencial, pero para los deportistas amateurs y aficionados también es muy importante trabajarla, independientemente de los objetivos, ya que nos hará mejorar nuestras marcas y sobre todo evitaremos muchas lesiones producidas por una mala técnica.

Para correr más rápido a veces nos empeñamos en correr más días o hacer más series, pero esto no siempre es suficiente, porque puede haber un déficit en la técnica de carrera, por eso en Arcadia tenemos un lema: no corras más, corre mejor.

¿En que me beneficia?

La técnica de carrera requiere un trabajo constante y variado, para desarrollar y mantener la capacidad de jugar con la amplitud y frecuencia de los pasos.

Esto permite que se puedan ir acoplando las mejoras de fuerza y resistencia, y que podamos trabajar a distintos ritmos y velocidades.

En las clases de técnica de carrera en Arcadia tratamos de mejorar todos aquellos puntos débiles que tiene el corredor, tanto a la hora de realizar los movimientos que se realizan al correr, coordinación de estos mismos movimientos, asi como la falta de fuerza muscular o falta de estabilidad durante el gesto técnico.

El entrenamiento de la técnica de carrera, es un proceso permanente de acoplamiento de las mejoras de fuerza y resistencia muscular al gesto de carrera.

Esto requiere una constante alternancia de los entrenamientos de fuerza y los de técnica de carrera, porque el gesto más eficaz se construye con la mejora de estas capacidades implicadas.

Sin mejoras de fuerza, no podemos alargar la zancada o potenciar la amortiguación de los apoyos; y sin un trabajo técnico no podemos trasladar estas mejoras a nuestro movimiento de carrera.